Translate

¿Quieres saber cuándo hay nuevas confidencias? ¡Subscríbete aquí!

miércoles, 27 de enero de 2016

¿Volverías con tu ex?

Antes de comenzar este post, disculparme por si a alguien le molesta que escriba esto aquí porque sé que es un blog de confidencias y adelantos y que, además, últimamente lo tengo bastante abandonado; pero, tras ver los primeros capítulos del reality que diré a continuación, no me he podido contener y quiero dejar clara mi postura desarrollándola y fundamentándola bien ya que lo intenté hacer por Twitter pero el número de caracteres está limitado y es más difícil de leer.

Os voy a hablar del reality chileno "¿volverías con tu ex?". Es un reality que se estrenó hace poco y que para quién no lo conozca es un estilo Gran Hermano pero con ex parejas. El formato consiste en que hay varias ex parejas que conviven juntas en una casa con la idea de continuar con su amor o vengarse, además deben superar competiciones con el objetivo de conseguir un premio final de 40.000€.

Hasta ahí bien, un reality como otro cualquiera que promete ser entretenido. Mi problema llega cuando, en el capítulo inicial del reality los participantes son sometidos a un juicio ficticio en el que son condenados por un motivo u otro por la ruptura con su ex pareja. Ya me sorprende que a una de las participantes, Rubí Galusky, una chica guapa y explosiva, la condenen como culpable de la ruptura por "ponerse ropa excesivamente llamativa provocando los celos de su ex pareja". ¿Perdona? Es decir, que si una chica es guapa y tiene buen cuerpo se tiene que vestir con una bolsa para que su novio esté feliz. Venga ya, hombre, que aprenda el novio a tener más seguridad en sí mismo y confiar en su chica en vez de condenar a la chavala por vestirse con una minifalda y escote, ¡cómo si quiere ir en bikini que estamos en el siglo veintiuno, por favor!

Sin embargo, aunque esto pueda parecer vergonzoso, no es la peor situación. Al programa entra un jugador (o ex jugador, no lo tengo claro) de fútbol chileno, Huaiquipán, que también asegura haberlo dejado con su mujer, tras 18 años de relación, por los celos de este. En el primer contacto que tuvo con los participantes ya pudimos ver como se mostró con una actitud "agresiva" ante Oriana cuando la chica le preguntó quién era ya que al no ser de Chile, no lo conocía. Pero, todavía quedaba más por ver y escuchar en lo referido a su ex mujer, a la que se encuentra tratando de reconquistar. Una de las pruebas a las que se tuvo que enfrentar al poco tiempo de iniciar el reality era ver como tres de los otros participantes bailaban sensualmente a Mitzi (su ex mujer) y, nada más proponerla, el chileno replicó que en caso de que hubiese más acercamiento de la cuenta, podría liarla. Todavía no me explico cómo, con esa contestación, la organización no se plantea la expulsión inmediata. Aunque, para sorpresa de todos, nos quedaban más frasecitas del estilo por escuchar en los capítulos siguientes. La siguiente situación se produce en una dinámica de grupo en la que hablan de los que sienten sus ex parejas por ellos y una de las dinamizadoras le dice a Huaiquipán: "tienes una actitud como la de los machistas chilenos" y se queda tan tranquila y todos se ríen. Sinceramente, no sé qué tipo de políticas contra la violencia de género y el machismo habrá en Chile, ni si quiera sé si las hay, pero es espeluznante escuchar estas calificaciones tomadas tan a la ligera, como si se desconociesen las consecuencias que puede tener el machismo. Además, de todo esto, durante una noche que pasan juntos en el jardín, podemos escuchar como el chileno le dice a su ex pareja que su mayor deseo es que ella dejase de trabajar en la panadería para estar todo el rato con él y, Mitzi, ve este comentario como algo muy romántico. Para quién no lo sepa, esto es un tipo de micromachismo y responde a alguno de los mitos del amor romántico. Por último, ya el comentario que me pareció más grave y tras el que he escrito todo esto es cuando, durante una velada que pasan de manera individual con una terapeuta, la terapeuta plantea a Huaiquipán si su miedo es que su ex mujer le sea infiel o que le abandone a lo que este responde: "mi miedo es que me abandone. En el caso de infidelidad no la perdonaría y no sé lo que haría, podría llegar a matarlos a los dos". Por favor, este hombre no necesita un reality para recuperar a su ex mujer, lo que necesita es un psicólogo de forma urgente y un tratamiento porque esa amenaza de muerte ante una posible infidelidad debe suponer, y ya sin necesidad de ningún planteamiento previo, la expulsión directa del programa para ponerlo en manos de su especialista. Por supuesto, que la ex pareja no vuelva con él ni por asomo. Estamos de acuerdo que la infidelidad puede ser un motivo más o menos determinante para dejar una relación, depende de cada persona, pero de ahí a quitarle la vida a alguien por ser infiel... ¿en qué mundo vivimos?

Vuelvo a repetir que, tal vez, en Chile, estas situaciones no se vean tan alarmantes como en España porque la cultura en cada país es distinta al igual que las políticas y las del país previamente mencionado las desconozco; pero, no debemos perder de vista que es un reality que no únicamente se ve en Chile y, lo que es peor, su público principal son adolescentes y jóvenes que se encuentran en pleno desarrollo y son altamente influenciables por lo que ver estos roles en televisión lo único que favorece es que se sigan perpetuando los comportamientos machistas en las relaciones. Para los que no se encuentren tan informados del tema, la socialización diferencial que hoy en día sigue existiendo es la que desemboca en el machismo y da lugar a los micromachismos y los mitos del amor romántico y estos, a su vez, dan lugar a la combatida violencia de género. Es por eso que, desde aquí, aunque no sé si servirá de mucho porque creo que el programa ya está grabado o seguramente este mensaje no llegué a las autoridades pertinentes, pediría la expulsión de esa pareja del reality por comportamientos y comentarios desafortunados o, la supresión de dichas actuaciones durante los capítulos. Espero haber expresado correctamente todo lo que quería transmitir y espero, si queréis, vuestra opinión en los comentarios que podéis dejar más abajo y el apoyo para difundirlo.



2 comentarios:

  1. No he visto tu web hasta ahora. Pero de verdad, chapeau, pocas se atreven a criticar lo evidente, se ve que no eres una feminazi, que estás bien informada en género y entiendes hasta de sus mitos
    No se si lo habrás estudiado, yo estudio enfermería y si que lo he tratado, y de verdad, lo has expresado estupendamente
    puedes sentirte orgullosa, si esto es criticado, no será por gente sensata

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! He empezado este año a estudiar Educación Primaria y hemos trabajado bastante en los mitos, socialización diferencial, violencia de género... Ya que, obviamente, el papel que juega la educación en todo esto también es bastante importante. Por eso, cuando veo situaciones como las expuestas en este reality tratadas con tanta naturalidad, me resulta espeluznante no ser conscientes de las consecuencias que puede tener.
      Gracias por tu opinión y apoyo ��

      Eliminar